Páginas

sábado, 28 de diciembre de 2013

NOS VAMOS DEL COLE!!



Este cuento esta escrito por mi misma. Algunas cosas del cuento son reales

Había una vez, en un colegio público, una clase de sexto que era muy rebelde, siempre estaba haciendo cosas "guays" para ellos, no para los profesores. La clase de
sexto era muy conocida en el colegio, por haberles salbado de muchos castigos de cualquier profesora.
Era el último día de colegio, todos estaban esperando ya las vacaciones de verano. Ese día era Viernes, la profesora de sexto les estaba poniendo deberes a los alumnos
en la pizarra. Los alumnos no paraban de charrar, y cuanto más hablaban los alumnos, más deberes les ponía la profesora. La profesora ya llevaba tres cuartos de
pizarra escrita con deberes de vacaciones. Los alumnos no podían parar de hablar contando sus planes para vacaciones. Cuando la profesora tubo toda l apizarra escrita
de deberes, pegó un grito que retumbó en todo el colegio diciendo que se callasen ya. Los alumnos miraron la pizarra, y dos gemelos se desmayaron del susto.
Habían dos gemelas que eran ricas, y no se podían permitir tantos deberes, entonces una de las gemelas se metió debajo de su pupitre y llamó a su ajente para decirle
que la profesora le había mandado muchísimos deberes a ella y a sus compañeros.El ajente de la niña le dijo a la niña que que quería que hiciese el. Ella le dijo que
le enviara una pistola, que con esa arma se arreglaría. En realidad el ajente de la niña no le hubiese concedido eso, pero la niña le pagaba el doble por hacer todo lo
que ella quisiera.
Apareció la conserje en la clase y casi se quedó sorda. Llevaba en la mano una bolsa muy embuelta con algo dentro. La niña rica supo que era la pistola. La conserje
gritó:
-Traigo el almuerzo de Viana- que era la niña rica que había pedido el "almuerzo"
La niña le dijo:
-Yo, soy yo Viana, gracias.
La conserje desapareció de la clase corriendo, tratando de irse de allí lo antes posible.
Cuando pasaron 20 minutos depués de que la conserje se hubiese marhcado, Viana sacó la arma en medio de la clase y amenazó a la profesora con matarla si no quitaba
todos los deberes de la pizarra, y no mandaba ninguno para vacaciones.
La profesora se aterrorizó al ver aquella arma en manos de la niña. La profesora fue dirigida hacia la pizarra, y borró todos los deberes que había puesto.
Todos los niños empzaron a gritar de alegría, ¡se iban de vacaciones sin deberes!
Aún quedaba una hora para terminar las clases. La profesora estaba desesperada, cuando entró la directora a la clase y todos se callaron a la vez. La directora llamó
a la profesora para que fuese a hablar a el despacho sobre un asunto del colegio. La profesora le dijo a la directora:
-No será muy buena idea dejar a estos niños solos.
La directora le contestó:
-Yo creo que sí, miralos, estan callados y portandose muy bien.
La profesora dio un suspiro intenso un poco desconfiada, y se machó al despacho.

Los alumnos se rierin cuando salieron la profesora y la directora de la clase, era su tiempo de hacer el gamberro.
Cuatro niños empezaron a masticar chicle, mientras cogian los lapizes y los bolis de la profesora, para pegar los lapices y los bolis al techo con el chicle.
Otros tres niños cogian papel del bater, lo metian en el bater después de mear en el y finalmente se llevaban el papel a la clase y lo lanzaban al techo para que se
quedase allí pegado.
Mientras dos niñas se montaron una merienda en la mesa de la profesora, con un mantel y dos sillas, y sacaron de sus mochilas la tetera del té, el té, las tazas, los
platitos... Las niñas se pusieron a tomar el té mientras hablaban.
Un par de niños se epezaron a subir por las ventanas intentando volar,y otras dos jugaban a matarse. Un grupo de niños y niñas bailaban con la música a todo volumen.
Toda la clase estaba hecha un escandalo.
La profesora volvió a la clase y pegó un grito superfuerte. Al princpio se le puso la cara roja, y después se le puso pálida. Los niños se pusieron a reir a carcajadas
que no podían más. La profesora mandó a cada uno de los padres de los niños, una notita de mal comportamiento.
Ya solo quedaban 15 segundos para que sonase la campana.
Un niño gritó:
-Y ahora la cuenta atrás.
Todos los niños gritaban a la vez:
-10,9,8,7,6,5,4,3,2,1 ¡¡¡¡¡VACACIONES!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada